Cooperativa Tomatoya convertirá desechos de lechuga en fertilizantes orgánicos

Para finales de enero del 2018 la cooperativa Agropecuaria de Servicios Tomatoya, en  Chagüite Grande, del departamento de Jinotega, espera haber concluido las pruebas para convertir la hoja de lechuga en un fertilizante orgánico, que usaran en las plantaciones que poseen sus socios.

El vicepresidente de esta cooperativa, Norvin Centeno, aseguró que actualmente la hoja de lechuga que resulta del producto que se limpia para colocar en los supermercados o mercados del país, se está usando solo para alimento de animales ahora se le dará un valor agregado convirtiéndolo en ese fertilizante.

Explicó que con estas hojas pretenden fortalecer el proyecto de Lombricultura que tienen para producir el fertilizante que usan para la siembra de sus plántulas.

Tomatoya, es una cooperativa de hortalizas que produce más de 3 millones de plántulas, en las tres estructuras que poseen.

Actualmente los miembros de esta Cooperativa, no solo produce diferentes tipos de hortaliza, si no que tienen un centro de acopio para recolectar la producción que venden en diferentes supermercados del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *